«Sin miedo nadie puede sujetar por la fuerza a un ser libre.»

Esta hermosa cita está extraída del libro «Una habitación en Babel». Un ingenuo y separado profesor de filosofía en secundaria busca una nueva vida en un apartado pueblo de Andalucía. Allí se ve arrastrado a la realidad menos ingenua y más dura de alguno de sus alumnos, especialmente de uno de ellos, al que trata de salvar de los traficantes de personas que hacen sus negocios en las más profundas simas del miedo y la violencia.

¿Por qué aparecen tantos profesores de filosofía en los libros de literatura juvenil?

Será una casualidad, pero la filosofía trata, entre otras muchas cosas, de la libertad; y esto es en lo que confían los más jóvenes. Además, es lo último que se les ha de negar, y lo primero que se les niega, bajo múltiples, diversas, y deformantes  falsas conciencias.